ict
CogniSafe, una herramienta cloud que garantiza la reducción de riesgos y el aseguramiento de plazos
7 noviembre, 2018

Cómo lograr la hidroeficiencia en el sector papel

foto-cognit

Para ser una empresa hidroeficiente hay que saber aprovechar hasta la última gota de agua, un recurso cada vez más escaso y valorado. Además, hay que tener la ambición de llegar a ser independiente de cualquier fuente de abastecimiento.

En Cognit sabemos que el sector papelero es uno de los sectores con más exigencias de calidad de agua en su proceso productivo y, a su vez, se configura también como uno de los que más aprovecha las corrientes de agua. ¿Sabes cómo influye el agua en la fabricación del papel y la importancia de ser hidroeficiente?

La importancia del agua en una fábrica de papel

En una fábrica de papel, el agua es una materia prima muy importante, ya que sin ella no es posible fabricar. El agua de proceso es el vector de transporte de la celulosa que conformará el producto acabado que utiliza el consumidor final, sea papel tisú, papel offset, cartón, etc.

La calidad del agua es esencial para gestionar los productos químicos que mantienen las condiciones del proceso y otorgan diferentes cualidades al producto acabado. Así pues, si el agua se mantiene en unas condiciones estables, el proceso es controlado y podrá ser optimizado. El agua de proceso es reutilizada hasta que su calidad no permita alguna de estas funciones, momento en el cual se debe purgar el circuito.

Cómo se controla el agua en el proceso de fabricación del papel

Normalmente, este proceso se lleva a cabo de manera continuada mediante purgas controladas. La optimización del número de ciclos es crucial para minimizar el consumo de agua. Para ello, se deben identificar los purgados y caracterizarlos, y así poder reaprovecharlos antes de ser tirados al vertido final.

En lo que se refiere a los procesos auxiliares como calderas, torres de refrigeración, bombas de vacío, entre otros, estos requieren agua de una calidad diferente al agua de proceso. Es por ello que, a pesar de ser menor cantidad, su coste unitario por metro cúbico es habitualmente superior y cualquier mejora en su rendimiento hídrico suele ser fácilmente amortizable. En este caso, la aplicación de Mejores Técnicas Disponibles en lo referente a tecnologías que no requieren consumo de agua en procesos auxiliares es una estrategia que sale rentable a corto o medio plazo.

Qué tipos de agua se utilizan en cada proceso y qué tecnologías se usan para optimizarla

Habitualmente, la calidad del agua de abastecimiento (río, pozo, red municipal) no es suficiente para la calidad requerida en los procesos. Es por ello que, en la inmensa mayoría de las industrias papeleras, el agua es tratada nada más entrar en la planta, donde se va incrementando su calidad a la vez que se va desaprovechando parte de ella en forma de rechazos y lavados.

La planta de tratamiento de agua es uno de los puntos que mejor control debe tener, ya que cualquier fallo en la producción de agua o en el stock de la misma provocará un paro inmediato de la máquina de papel. El seguimiento exhaustivo de indicadores de calidad, niveles, o caudales, así como el análisis de tendencias, es primordial para anticiparse ante cualquier problema. En este caso, las automatizaciones y los controles en continuo minimizan los riesgos de paro.

La etapa final del ciclo del agua es la del tratamiento del vertido del proceso productivo. En ella se deberá cumplir con la normativa vigente. Para ello, la tendencia es aplicar tecnología de medición en continuo, que permite analizar variaciones y, por lo tanto, tomar las medidas oportunas anticipándose a un posible no cumplimiento de la ley.

Por otro lado, en el tratamiento de los fangos como residuo final es crítico el grado de sequedad de salida, pues puede provocar un sobrecoste debido a los kilos de agua que se pagan a precio de fango. Aplicar la tecnología apropiada según las características de los fangos es muy importante para tener un residuo con la mayor sequedad posible.

El Vertido Cero, un reto hidroeficiente y alcanzable para las empresas papeleras

En lo referente al cierre del ciclo del agua, empresas papeleras punteras pueden llegar a tener Vertido Cero reaprovechando el agua en el propio proceso productivo, evitando la generación de huella hídrica en el entorno y minimizando los riesgos productivos debidos a la escasez de agua, cada vez más presente en el sur de Europa.

En Cognit somos expertos en la optimización del proceso papelero. Así, ofrecemos soluciones de ingeniería para optimizar los procesos de producción del sector papelero, planteando estrategias a medida con el objetivo de maximizar la competitividad de la industria, de la mano de las empresas. ¿Estás interesado en mejorar tu hidroeficiencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies